Social:

RSS:

Radio Vaticano

La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

otros idiomas:
Radio Vaticano

Home / Iglesia

El verdadero poder de la Iglesia es el servicio y para un cristiano progresar significa abajarse: Francisco en Santa Marta


(RV).- Para un cristiano, progresar significa abajarse como hizo Jesús. Lo señaló Francisco en la Misa esta mañana en la Casa de Santa Marta. El Papa también reiteró que el verdadero poder está en el servicio y que no debe existir la lucha por el poder dentro de la Iglesia. A la Misa, concelebrada por el director de programas de Radio Vaticano, el padre Andrzej Koprowski, participaron un grupo de compañeros de nuestra emisora y empleados de la Oficina de peregrinos y turistas del Gobernatorato del Vaticano.

El Papa sacó a colación el episodio narrado en el Evangelio de hoy, cuando Jesús habla de su Pasión a sus discípulos y, éstos en cambio, discuten sobre quién es el mejor entre ellos. "La lucha por el poder en la Iglesia - observó el Santo Padre- no es algo de nuestros días, comenzó ya en tiempos de Jesús" que, "con su ejemplo nos enseñó el poder del servicio".

(audio) RealAudioMP3 "El verdadero poder es el servicio. Cómo lo hizo Él, que no vino para ser servido, sino para servir, y su servicio ha sido el servicio de la Cruz. Él se humilló hasta la muerte, la muerte en la Cruz, por nosotros, para servirnos a nosotros, para salvarnos. Y no hay otro camino en la Iglesia para seguir adelante. Para el cristiano, ir adelante, progresar significa abajarse. Si no aprendemos esta regla cristiana, nunca, nunca seremos capaces de entender el verdadero mensaje de Jesús sobre el poder".

El Papa en su homilía recordó que San Ignacio de Loyola en los Ejercicios Espirituales, solicitaba al Señor Crucificado "la gracia de la humillación". Esto, ha reiterado el Papa es "el verdadero poder del servicio de la Iglesia." Este es el verdadero camino de Jesús, la verdadera promoción, y no la mundana:

(audio) RealAudioMP3 "El camino del Señor es Su servicio: igual que Él hizo Su servicio, nosotros tenemos que ir tras él, en el camino del servicio. Este es el verdadero poder de la Iglesia. Quisiera hoy rezar por todos nosotros, para que el Señor nos dé la gracia de comprender que el verdadero poder en la Iglesia es el servicio. Y también para comprender la regla de oro que Jesús nos enseñó con Su ejemplo: para un cristiano, progresar, avanzar significa abajarse, ser menor. Pidamos esta gracia".
ER - RV