Leer el artículo Menú

Social:

RSS:

Radio Vaticano

La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

otros idiomas:

Francisco \ Viajes Apostólicos

Diálogo verdadero construye la unidad al servicio del bien común: el Papa a las Autoridades de Bangladés

El Encuentro del Papa Francisco con las Autoridades, el Cuerpo Diplomático y la Sociedad civil de Bangladés

30/11/2017 12:26

De María Cecilia Mutual

El diálogo sincero es el único camino para reconciliar las visiones: con esta afirmación el Papa Francisco se dirigió a las Autoridades, al Cuerpo Diplomático y a la Sociedad civil de Bangladés reunidos en el Palacio Presidencial de Dacca, en el primer día de su viaje apostólico a este país.

El Pontífice recordó que había llegado siguiendo los pasos de sus predecesores, Pablo VI y Juan Pablo II - solidarios con este pueblo en la superación de sus diversidades - “para orar con mis hermanos y hermanas católicos y ofrecerles un mensaje de afecto y aliento”.

Tomando la imagen de Bangladés como nación unida “por una vasta red de ríos y canales, grandes y pequeños” Francisco afirmó que esta peculiaridad simboliza “su identidad particular como pueblo”. “Una nación - dijo el Papa - que se esfuerza por “conseguir una unidad”, en el respeto de las diferentes tradiciones y comunidades. Y en este sentido, el Santo Padre destacó el pensamiento de los fundadores de Bangladés, especialmente del primer Presidente Shoah Mujibur Rahman, que buscaron “una sociedad moderna, plural e inclusiva en la que cada persona pudiera vivir en libertad, paz y seguridad”.

“Sólo a través del diálogo sincero y el respeto por la diversidad legítima, puede un pueblo reconciliar las divisiones, superar perspectivas unilaterales y reconocer la validez de los puntos de vista divergentes. Porque el verdadero diálogo mira hacia el futuro – aseguró el Papa – construye la unidad en el servicio del bien común y se preocupa por las necesidades de todos los ciudadanos, especialmente de los pobres, los desfavorecidos y los que no tienen voz”.

Llamado a la comunidad internacional por la crisis de los refugiados

En su discurso, el Papa reconoció asimismo el espíritu generoso y solidario de la sociedad de Bangladés, por la ayuda brindada a los “refugiados llegados en masa del Estado de Rakhine, dándoles refugio temporal y lo necesario para la vida”. “Ninguno de nosotros puede ignorar la gravedad de la situación”, exhortó el Papa, llamando a la comunidad internacional a que “tome medidas decisivas para hacer frente a esta grave crisis”, a través de la resolución no sólo de los problemas políticos “que han provocado el desplazamiento masivo de personas, sino también, ofreciendo asistencia material inmediata a Bangladés en su esfuerzo por responder eficazmente a las urgentes necesidades humanas”.

El poder reconciliador de la religión

Aun cuando su visita está dirigida principalmente a la comunidad católica del país, Francisco quiso recordar el encuentro con los líderes ecuménicos e interreligiosos, del primero de diciembre en el arzobispado de Dacca. Un momento que el Papa definió “privilegiado”, ocasión para orar juntos por la paz y para reafirmar el compromiso de trabajar por ella.

“En un mundo en el que la religión a menudo se usa  - escandalosamente -  para fomentar la división, el testimonio de su poder reconciliador y unificador es muy necesario” destacó Francisco recordando que esto se manifestó. “de manera particularmente elocuente en la reacción unánime de indignación que siguió al brutal ataque terrorista del año pasado aquí en Dacca”.

La promoción de la cultura del encuentro

En las palabras del Santo Padre el reconocimiento también del “papel constructivo en el desarrollo de la nación” que desempeñan los católicos de Bangladés, aun siendo relativamente pocos. “La Iglesia aprecia la libertad que goza toda la nación de practicar su propia fe y realizar sus obras de caridad” les dijo el Papa, destacando, entre ellas, la de “proporcionar a los jóvenes, que representan el futuro de la sociedad, una educación de calidad y una formación en sólidos valores éticos y humanos” y la de “promover una cultura del encuentro que permita a los estudiantes asumir sus responsabilidades en la vida de la sociedad”.

Finalizando su discurso, antes de bendecir a los presentes,  el Papa les aseguró sus oraciones “para que, en sus altas responsabilidades, estén siempre inspirados por los nobles ideales de justicia y de servicio a sus conciudadanos”.

Lee y escucha el discurso integral del Santo Padre a las Autoridades, al Cuerpo Diplomático y a la Sociedad Civil de Bangladés.

 

 

 

 

 

 

 

 

30/11/2017 12:26