Leer el artículo Menú

Social:

RSS:

Radio Vaticano

La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

otros idiomas:

Editorial \ Reflexiones en frontera

Jesús en el Evangelio afirma que el mandamiento más grande es “amar a Dios y al prójimo” y el Papa insiste sobre esto hablando del Catecismo

De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas - RV

27/10/2017 20:05

REFLEXIONES EN FRONTERA, jesuita Guillermo Ortiz

Un doctor de la ley le pregunta Jesús para ponerlo a prueba cuál es el mandamiento más grande de la ley. Jesús le respondió: "Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu. Este es el más grande y el primer mandamiento. El segundo es semejante al primero: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas".

Leyendo el Evangelio me vino inmediatamente a la memoria el discurso de Papa Francisco, cuando se cumplieron los 25 años del Catecismo de la Iglesia Católica y dijo que: “toda la finalidad de la doctrina y de la enseñanza debe ser puesta en el amor que no acaba”.

Francisco dijo que “el Catecismo de la Iglesia Católica, al delinear los puntos estructurales que lo componen, retoma un texto del Catecismo Romano, lo hace suyo, proponiéndolo como clave de lectura y de aplicación: “Toda la finalidad de la doctrina y de la enseñanza debe ser puesta en el amor que no acaba. Porque se puede muy bien exponer lo que es preciso creer, esperar o hacer; pero sobre todo debe resaltarse que el amor de Nuestro Señor siempre prevalece, a fin de que cada uno comprenda que todo acto de virtud perfectamente cristiano no tiene otro origen que el amor, ni otro término que el amor” (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 25).

Recordamos que inmediatamente antes, en su discurso, el Papa había afirmado que “quien ama busca conocer aún más a la persona amada para descubrir la riqueza que lleva en sí y que cada día se presenta como una realidad totalmente nueva”. Y que por este motivo, “nuestro Catecismo se entiende a la luz del amor como experiencia de conocimiento, de confianza y de abandono en el misterio”.

Evangelio según San Mateo 22,34-40.

Cuando los fariseos se enteraron de que Jesús había hecho callar a los saduceos, se reunieron con Él, y uno de ellos, que era doctor de la Ley, le preguntó para ponerlo a prueba: "Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la Ley?". Jesús le respondió: "Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu. Este es el más grande y el primer mandamiento. El segundo es semejante al primero: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas".

27/10/2017 20:05