Leer el artículo Menú

Social:

RSS:

Radio Vaticano

La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

otros idiomas:

Francisco \ Encuentros y Eventos

Presentada al Papa la Declaración de Roma del Congreso mundial «Dignidad del menor en el mundo digital»

La histórica Declaración de Roma del Congreso mundial para tutelar a los menores le fue presentada al Papa - RV

06/10/2017 12:13

Papa Francisco: “Del modo en el que son tratados los niños se puede juzgar a la sociedad”  Es el título del Documento final del primer Congreso mundial para tutelar la dignidad de los menores también en lo que respecta a las tecnologías digitales.

La histórica Declaración de Roma le fue presentada al Papa Francisco por el Rector de la Gregoriana, el P.  Nuno da Silva Gonçalves,  «en nombre de millones de jóvenes de todo el mundo, que deben ser mayormente informados y protegidos de los riesgos de abuso sexual y de otras formas de abuso en internet».

«Todo niño tiene derecho a la dignidad y a la seguridad», empieza afirmando la Declaración, para luego advertir que «sin embargo, millones de niños sufren abusos y explotación en todo el mundo» y que «la tecnología, que ha cambiado nuestras vidas de muchas formas positivas, también se está utilizando cada vez más en la explotación de niños».

Dado que «hoy día los niños tienen literalmente en las palmas de sus manos contenidos cada vez más extremos y deshumanizantes» el mismo documento pone en guardia contra «la proliferación de las redes sociales, que ha producido un incremento extraordinario de las comunicaciones, también ha derivado en ciberacoso, acoso y sextorsión».  Por lo que «hay una gran cantidad de imágenes de abuso sexual de niños y jóvenes en internet, y el número no deja de crecer. La pornografía en línea está teniendo un impacto sobre las mentes moldeables de los más jóvenes».

En el Congreso participaron expertos de alto nivel de diversas áreas, de la política, de las religiones, de empresas tecnológicas, de cuerpos de seguridad, de múltiples organizaciones, así como de universidades.

La declaración final, lanza un llamado a los representantes del mundo entero, responsables de la dignidad del menor en el mundo digital:

En primer lugar, las autoridades mundiales son llamadas a emprender campañas globales de sensibilización, para educar e informar a la población del mundo sobre la gravedad y la extensión del abuso y de la explotación de los niños de todo el mundo, y se les impulsa a pedir intervenciones por parte de los líderes nacionales.

En segundo lugar, se llama a las autoridades de las grandes religiones del mundo, para que informen y movilicen a los  miembros de cada fe religiosa a unirse en un movimiento global a fin de proteger a los niños del mundo.

A los parlamentos del mundo se pide, en el punto tres, que mejoren la legislación para una protección más eficaz de los menores y que llamen a rendir cuentas de sus crímenes a aquellos que se hacen responsables del abuso y de la explotación de los niños.

A los líderes de las empresas tecnológicas se les llama a comprometerse en el desarrollo y la implementación de nuevos instrumentos y tecnologías, finalizados a contrastar la proliferación de imágenes de abuso sexual en Internet,  y a impedir la redistribución de imágenes de menores identificados como víctimas.

El punto cinco llama a los ministerios mundiales de sanidad pública y a los líderes de las organizaciones no gubernamentales, a acrecentar las acciones para salvar a las víctimas menores de edad, y a mejorar los programas de atención para las víctimas de abuso y de explotación sexual.

Mientras que los organismos gubernamentales, la sociedad civil y las fuerzas del orden son llamados a trabajar para mejorar el reconocimiento y la identificación de las víctimas, y a asegurar su ayuda al enorme número de víctimas de abuso y de explotación sexual de menores, que aún están escondidos.

Puntualmente se pide en el punto siete a las fuerzas del orden que acrecienten la cooperación local y global a fin de mejorar el intercambio de informaciones en ámbito investigativo y que aumenten los esfuerzos de colaboración en relación a los crímenes contra los menores que atraviesan los confines nacionales.

Que se incremente la capacitación de los profesionales de la salud para identificar los indicadores de abuso y de explotación sexual: es lo que se pide a las instituciones médicas del mundo a fin de mejorar las modalidades de señalación y de tratamiento.

A las instituciones privadas y gubernamentales, se les llama, en el punto nueve, a aumentar recursos para profesionales de ámbito psiquiátrico y expertos de otras formas de cuidado, de modo de incrementar los servicios de atención y rehabilitación de los niños que han sido abusados y explotados.

Asimismo se realiza un llamado a las autoridades con responsabilidad en el ámbito de la sanidad pública para que promuevan la investigación sobre el impacto que la exposición a la explícita y extrema pornografía online ejerce en la salud de los niños y adolescentes.

Por otra parte se llama a los líderes de los gobiernos de todo el mundo, a los cuerpos legislativos, industrias privadas e instituciones religiosas a promover y realizar técnicas para impedir a los niños y jóvenes tener acceso a contenidos de internet a los cuales debe poder acceder sólo el público adulto.

Finalmente en los puntos doce y trece se llama a los gobiernos, a las industrias privadas y a las instituciones religiosas a emprender campañas globales de sensibilización dirigidas, en primer lugar, a los niños y jóvenes, de modo de formarles y proveerles de los instrumentos necesarios para un uso seguro y responsable de internet y para evitar que se dañe a muchos de sus coetáneos. Y en segundo lugar, a los ciudadanos de cada país, de modo de crear conciencia y atención en relación al abuso y la explotación sexual de los menores, alentándolos asimismo a señalar casos de abuso y de explotación a las autoridades competentes, si los ven, si tienen conocimiento o sospecha de que estén sucediendo.

(GM – CDM)

06/10/2017 12:13