Leer el artículo Menú

Social:

RSS:

Radio Vaticano

La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

otros idiomas:

Francisco \ Audiencias, Catequesis y Ángelus

Dolor y solidaridad del Papa Francisco hacia las víctimas afectadas por el huracán Harvey

Casas sumergidas en el noroeste de Houston tras el huracán Harvey. - REUTERS

03/09/2017 11:20

(RV).- En el primer domingo del mes de septiembre, Vigésimo Segundo Domingo del Tiempo Ordinario, el Papa Francisco inmediatamente después de finalizar la oración mariana a la Madre del Cielo, nombró a las poblaciones de Texas y de Louisiana para expresar nuevamente su dolor y solidaridad hacia las víctimas afectadas por el huracán Harvey que dejó al menos cinco víctimas mortales y decenas de heridos a su paso por Houston.

Recordamos que ya el pasado jueves 31 de agosto el Santo Padre envió un telegrama al arzobispo de Galveston-Houston, el cardenal Daniel Di Nardo, a través del Secretario de Estado Vaticano, el Cardenal Pietro Parolin, en el que el Pontífice transmitió su “cercanía espiritual y atención pastoral por todos los que han sido afectados por el violento huracán que ha atravesado Texas y Louisiana”.  También en el telegrama, Francisco se expresó “profundamente conmovido por la trágica pérdida de vida y por la inmensa devastación que esta catástrofe natural ha dejado a su paso”.

Antes de saludar a los peregrinos provenientes de Italia y de diferentes países, el Santo Padre encomendó a estas poblaciones afectadas por el huracán, a la protección materna de María Santísima, consoladora de los afligidos.

 Palabras del Papa Francisco después del Ángelus:

Queridos hermanos y hermanas,

Mientras renuevo mi espiritual cercanía a las poblaciones de Asia Meridional, que aún padecen las consecuencias de los fuertes aluviones, deseo expresar también mi viva participación al sufrimiento de los habitantes de Texas y de Louisiana, afectados por un huracán y por las lluvias excepcionales, que han provocado víctimas, miles de personas desplazadas y considerables daños materiales.

Pido a María Santísima, consoladora de los afligidos, que obtenga del Señor la gracia de consuelo para nuestros hermanos duramente probados.

Saludo a todos vosotros, queridos peregrinos provenientes de Italia y de diversos países. En particular, a los peregrinos de las parroquias de Sarmede, Anzano y la Capilla Mayor de la diócesis de Vittorio Veneto, a los fieles de las Islas Canarias, al cuerpo del bandistico de Pontevico, las personas confirmadas de Mariano al Brembo, de Padria y de Prevalle, a los chicos de Chizzola, de Cagliari y de Bellagio.

Quiero agradeceros a todos ustedes, que me deseáis un buen viaje. ¡Gracias, gracias!

Deseo a todos un buen domingo y, por favor no se olviden de rezar por mí. ¡Buen almuerzo y hasta la vista!

(Mireia Bonilla para RV)

03/09/2017 11:20