Leer el artículo Menú

Social:

RSS:

Radio Vaticano

La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

otros idiomas:

Francisco \ Encuentros y Eventos

El Papa Francisco inaugura la sede de Scholas Occurrentes en el Vaticano

Scholas Occurrentes, la fundación pontificia, ya está operativa en Italia. - EPA

09/06/2017 17:49

(RV).- La tarde del viernes 9 de junio de 2017, el Papa Francisco inauguró la sede de Scholas Occurrentes en el Vaticano. Se trata de una fundación pontificia que trabaja con niños y jóvenes de todo el mundo promovida por el Santo Padre y que comenzó a funcionar  el 13 de agosto de 2013.

Scholas está ya presente en 190 países y cuenta con una red educativa que comprende a más de 446.000 escuelas de todas las confesiones religiosas y laicas, tanto privadas como públicas. Su objetivo fundamental es la promoción de la cultura del encuentro por la paz a través de la educación siguiendo programas formativos que incluyen la tecnología, el arte y el deporte.

El origen de la idea de esta iniciativa educativa que promueve Scholas Occurrentes se remonta 20 años atrás en Argentina, cuando Jorgen Mario Bergoglio era Arzobispo de la Ciudad de Buenos Aires. Ahora este movimiento estudiantil continúa su labor extendiéndose a nivel mundial.

La ceremonia de inauguración tuvo lugar a partir de las cinco de la tarde hora local de Roma, en el Palacio San Calixto del Vaticano. En ella intervinieron miembros de autoridades religiosas e institucionales; así como representantes de diversas asociaciones educativas y de patrocionio.

Por supuesto, a la cita con el Papa no podían faltar los jóvenes, protagonistas de la actividad de Scholas Ciudadanía, el programa educativo que se pone en marcha en Italia a partir de hoy, con chicos y chicas provenientes de 9 países: Italia, Colombia, Haiti, Paraguay, Argentina, Brasil, México, España y los Emiratos árabes Unidos. Entre los presentes se encontraban, entre otros, el presidente mundial de Scholas, José María del Corral, el secretario de esta fundación Enrique Palmeyro, y la ministra de educación de Italia, Valeria Fedeli.

Pueden visualizar este evento y escuchar el diálogo que mantuvo del Papa con los  estudiantes de "Scholas Ciudadanía" en las Redes Sociales de Radio Vaticana. Encontrarán el enlace a Youtube en nuestro Facebook y en Twitter, así como las mejores fotos y videos del evento.

(SL-RV)

Diálogo del Papa Francisco con los jóvenes de Scholas Ocurrentes:

Les agradezco los testimonios que dieron, son cosas que hacen bien, y así como en este salón nos haría bien un poco de aire acondicionado… en esta sociedad que está acostumbrada a excluir, a seleccionar, a agredir, a ningunear, es difícil traducir esta palabra, no importa, a ningunear. Scholas no, incluir, dar la mano, abrazar, no agredir y reconocer que ninguna persona es no, ninguna persona es no. Todos son sí, un si para ellos y para los demás, un sí que dar. Todas las personas tienen sentido, eso es muy importante, es lo primero que ustedes están logrando, descubrir que tienen sentido, como tiene sentido la piedrita, el sentido de la piedrita ¿no?.

(Pasquale, también tú tienes un sentido con esa cabeza de alcachofa).

Todo tiene un sentido, pero eso hay que descubrir. En la educación seleccionamos mal, "elitizamos" y vamos creando un grupo cerrado. Ahí capitanea el egoísmo y entonces la mano se nos va cerrando cada vez más, el corazón se nos va cerrando cada vez más y la mente se nos cierra cada vez más.

Entonces somos incapaces de pensar con otros, incapaces de sentir con otros, incapaces de trabajar con otros, esa es la tentación del mundo de hoy. Y ustedes, veo, por las experiencias que me han contado recién, que se animaron a superarlas. Los 3 lenguajes, no lo olvidemos. El lenguaje de la mente, el lenguaje del corazón y el lenguaje de la mano. Y ustedes arriesgan para que puedan pensar lo que sienten y lo que hacen.  Pueden sentir lo que piensan y lo que hacen y puedan hacer lo que sienten y lo que piensan.

Unidad dentro de uno, porque esta cultura del descarte también nos “descuajeringa” a todos, y va a costar traducir esa palabra. Es decir, nos hace, lo digo en italiano, como si fuera como un trapo. Nos deshace, nos deshilacha. Entonces lo primero es lograr esa unidad, porque yo creo en lo que siento y en lo que pienso y en lo que hago, me comunico, no me aíslo.

Hay un peligro muy grande en la vida de la educación de los jóvenes, el peligro de la "elitización". Cada vez los presupuestos en educación en algunos sitios se van acortando y se crea una élite, la que puede pagar la educación y quedan afuera chicos y chicas que no tienen educación. Educar no es saber cosas sino es ser capaz de usar los 3 lenguajes, el de las manos, el del corazón y el de la cabeza. Educar es incluir.

Y hay otro peligro, en este mundo de la globalización, y la globalización es buena, pero existe el peligro de concebir la globalización como si fuera una bola de billar. Todo igual, en una esfera cada punto es equidistante del centro, todo es igual y entonces se anulan las características personales de un chico o de una chica. O te hacés igual al sistema o no sos, no existís. Lo mismo para los pueblos. O todos los pueblos son iguales o no existen.

En cambio la verdadera globalización es un poliedro donde sí buscamos la unidad, pero cada uno tiene su propia peculiaridad, su propia riqueza y ese es el desafío de Scholas. Debo buscar yo cual es mi peculiaridad, cual es mi riqueza y compartirla con los demás porque yo tengo un sentido, yo tengo un sentido. Cada uno de ustedes tiene una piedrita. Este es el sentido ¿para qué tengo yo un sentido? para dar. Y en el dar, dar con apertura, escuchando, dialogando, no agrediendo. Porque hay una manera de dar agresiva, pensá en el bulling. No bulling.

Ese trabajo que ustedes fueron haciendo de encontrarse , dialogar, de darse cuenta de que hay problemas graves en la humanidad. Eso enriquece a ustedes y a nosotros los grandes. Acá en este momento en el aula hay una Ministra de Educación, un Viceministro de Educación, habló el Ministro de Educación de Paraguay, Colombia, el alcalde de Colombia, hay autoridades que están aprendiendo de ustedes. Yo estoy aprendiendo de ustedes, pero ustedes tiene que tener el coraje de lanzarse y ser creativos.

Comunicarse, pero no comunicarse de una manera alienada, no. Que hoy día con dos toques vos te comunicas y después se perdió. No. Comunicarse en el diálogo, en la discusión. Vos pensás así, yo pienso así. Y con eso crecen, y con eso no quedan excluídos de una sociedad que cada vez tiende a ser más elitista, más excluyente y menos participadora. Entonces les agradezco lo que están haciendo porque es un ejemplo para nosotros grandes. Nosotros los grandes tenemos que mirar a los chicos, pero claro si ustedes se dejan excluir, nosotros ya nos jubilamos de la existencia.

Si ustedes luchan por hacer lo que están haciendo nos desafían a nosotros, para que nosotros también tomemos posición en este mundo que tiende… en esta cultura de la exclusión, del descarte y todo lo que venimos hablando. Bueno estoy hablando demasiado en difícil, creo que hay que hablar fácil.

Cada uno de nosotros tiene un sentido. Piensen, cada uno de los que hablaron recién, estamos acá todos reunidos, tiene una piedra, tiene un sentido, todos tienen el mismo sentido y no quiero ser así porque me voy a parecer al loco matto de la película. Pero todo tiene un sentido  y ustedes tienen un sentido.

En las manos de ustedes está descubrir que sentido tengo yo en la vida, como soy, con las potencialidades que tengo y cómo entrego ese sentido a los demás cómo lo comparto, una vida que no se comparte con los otros ¿saben para qué sirve? para el museo. Y no creo que ninguno de ustedes quiera terminar en el museo ¿o no?.

Gracias, gracias por el trabajo que hacen. Gracias a todos los que trabajan por Scholas y bueno así como el que le decía a esa chica mostrándole la piedrita todo tiene un sentido, le llamaban el loco, yo también quiero agradecerles a estos dos locos que empezaron allá lejos en Buenos Aires, empezaron con un olivo, no con una piedrita, para enseñarnos que todos tenemos un sentido en la vida. Todos tenemos algo que dar y todos tenemos que abrirnos para recibir del otro y así nos vamos globalizando humanamente, no animalmente. Gracias un abrazo, un abrazo grande. Que Dios los bendiga y recen por mí.

 (Transcripción: Mireia Bonilla / Isabel Cantos) 

 

09/06/2017 17:49