Leer el artículo Menú

Social:

RSS:

App:

Radio Vaticano

La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

otros idiomas:

Francisco \ Audiencias, Catequesis y Ángelus

"Quien ama pasa de la muerte a la vida". Palabras del Papa al saludar a los fieles en la Audiencia General

Para los enfermos el Papa deseó que el Viernes Santo les enseñe la paciencia también en el desconsuelo - AFP

12/04/2017 11:07

(RV).- Como es habitual en la audiencia general, tras impartir la catequesis el Papa saludó a los fieles que llegan de diversas partes del mundo.

Al saludar a los peregrinos de lengua francesa, el Papa los invitó a mirar el crucifijo diciéndole: “contigo nada está perdido, contigo podemos esperar siempre” para comprender que esperar con Jesús significa aprender a ver la resurrección en la cruz, la vida en la muerte.

“Celebrar la resurrección del Señor con corazón purificado y renovado por la gracia del Espíritu Santo” fue la indicación para los peregrinos de lengua inglesa, mientras que a los de lengua alemana, exhortó a mirar el misterio de Jesús, que con su muerte en cruz trajo mucho fruto para todos nosotros, y en modo particular animó a los jóvenes a que sean semillas de esperanza para quienes los rodean.

A nuestros hermanos de lengua portuguesa el pontífice indicó tomar como amiga y modelo de vida a la Virgen María, que permaneció en la cruz de Jesús, amando, también ella, hasta el final. “Quien ama pasa de la muerte a la vida: es el amor el que hace la Pascua”, les dijo.

“Mientras mantienen fija la mirada en la pasión y muerte del Señor, acojan en sus corazones la grandeza de su amor y llenen con la gloria de la Resurrección sus vidas”. Fueron las palabras que dirigió a los peregrinos de lengua árabe tras recordarles el inicio, el día de mañana, del Triduo Pascual.

A los peregrinos polacos el Papa Francisco deseó que el Triduo Pascual sea para ellos un tiempo de esperanza que trae paz interior y el deseo de participar en la vida gloriosa de Cristo: “detengámonos ante la Cruz y delante de la tumba vacía para convencernos de que con Él nada está perdido, y en Él siempre podemos esperar”, añadió.

Por último, tras saludar a los peregrinos venidos de distintas partes de Italia, el Papa invitó a los jóvenes todos a vivir en la escuela el Triduo Pascual reflexionando sobre el amor de Jesús que por nosotros se inmoló en la Cruz. Para los enfermos deseó que el Viernes Santo les enseñe la paciencia también en el desconsuelo; y a los recién casados, alentó vivir en la esperanza también los momentos difíciles de sus nuevas familias.

(Griselda Mutual – Radio Vaticano)

12/04/2017 11:07