Leer el artículo Menú

Social:

RSS:

Radio Vaticano

La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

otros idiomas:

Vaticano \ Documentos

De Cracovia a Panamá. El Sínodo en camino con los jóvenes: no olvidar a marginados y excluidos, como pide el Papa

Los jóvenes de Polonia entregaron la Cruz de la juventud a los de Panamá - ANSA

11/04/2017 14:21

(RV).- Comunicado del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida sobre el encuentro «De Cracovia a Panamá. El Sínodo en camino con los jóvenes», que tuvo lugar en Roma, del 5 al 9 de abril de 2017:

«“No podemos olvidar a los marginados, a los excluidos”: éste es el deseo del Papa Francisco, y también insiste sobre esto S. E. Mons. José Domingo Ulloa Mendieta, Arzobispo de Panamá, en la presentación a los jóvenes y responsables de la pastoral juvenil de todo el mundo reunidos en Roma por el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, del itinerario espiritual y del proyecto de las XXXIV Jornadas Mundiales de la juventud que serán celebradas en Panamá del 22 al 27 de enero 2019, cuyo lema es: “He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra” (Lc 1,38).

El Comunicado de Laicos, Familia y Vida añade que «la introducción de Mons. Ulloa a la jornada de trabajo del sábado 8 de abril,  dedicada por completo a Panamá, fue titulada “El significado de las JMJ para la diócesis, el país y Centro América”: los jóvenes, señaló el Arzobispo, constituyen la cuarta parte de los 163 millones de habitantes de Centro América y del Caribe: 30 millones de ellos no estudian, no trabajan y no reciben subvenciones y es a ellos principalmente a quienes está destinada la misericordia de Dios. En esta área de Panamá, aun siendo un pequeño país, con menos de cuatro millones de habitantes, existe una sólida estructura pastoral y una demostrada capacidad logística: es también la primera diócesis fundada en el continente americano, el 9 de septiembre de 1513, bajo el nombre de Santa María la Antigua».

Mons. Ulloa aseguró que «“Con sencillez, queremos ofrecer al mundo la vitalidad de una Iglesia que expresa con alegría, en la diversidad cultural y étnica, una fe viva». Y que «también queremos compartir la experiencia del diálogo interreligioso y ecuménico, basado en el respeto mutuo”».

El mismo comunicado señala algunos de los objetivos pastorales de la Iglesia panameña, entre ellos: «“Resaltar la figura de la Virgen María como primera evangelizadora, siempre presente en la actividad pastoral de las iglesias locales y en la piedad popular de nuestra gente; animar a ser una Iglesia que abraza y acoge, incluso a aquellos que viven en las periferias existenciales y geográficas; hacer presente a los jóvenes del mundo la propuesta de Jesús, cercano y misericordioso”».


Asimismo, «el cardenal José Luis Lacunza, que estuvo presente durante estos días de trabajo, subrayó su preocupación por los pobres y marginados, especialmente los de las regiones indígenas donde más que vivir, se sobrevive».

«Después de la presentación de los componentes del equipo del Comité Organizador Local se hizo una primera exposición de los aspectos organizativos y logísticos», asegura el comunicado del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida y, en este contexto añade que «Panamá espera poder acoger al menos a unos 200.000 peregrinos en las familias, un gran desafío para el país, que cuenta con Honduras y San Salvador para la acogida de los peregrinos en la semana previa a las JMJ. Los trámites de visados, los transportes, las inscripciones – el sistema informático, implementado por el Dicasterio, seguirá siendo el mismo que el de Cracovia. En la sesión intervinieron la directora del Comité Ejecutivo de coordinación de apoyo para las Jornadas Mundiales de la Juventud 2019, Marien Calviño y el Ministro de Turismo de Panamá, Gustavo Him, quienes subrayaron el compromiso de todo el país centroamericano para el éxito del evento».

«Los jóvenes y los delegados que participaron en el evento asistieron a la vigilia de oración en Santa María la Mayor, donde algunos de ellos tuvieron la oportunidad de encontrar personalmente al Papa Francisco», destaca el mismo comunicado que termina subrayando que con el acto en que «los jóvenes de Polonia entregaron la Cruz de la juventud y el Icono de “María salus Populi Romani” a los jóvenes de Panamá, durante la celebración de las XXXII JMJ, en la plaza de San Pedro», «ha empezado realmente la cuenta atrás para Panamá».

(CdM – RV)

11/04/2017 14:21