Leer el artículo Menú

Social:

RSS:

App:

Radio Vaticano

La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

otros idiomas:

Editorial \ Reflexiones en frontera

Lo que Jesús sintió en su corazón cuando se regocijó con sus amigos y lloró sobre Jerusalén, fue tema del Papa

Pensamos en el sufrimiento que Él tendrá que sufrir en esta Semana. Papa Francisco

10/04/2017 18:32

REFLEXIONES EN FRONTERA, jesuita Guillermo Ortiz

En Semana Santa podemos profundizar la fe y el amor a Jesús tuyo y mío, conociendo sus sentimientos, sus discernimientos, sus decisiónes. En éste sentido Francisco dijo el Domingo de Ramos que la celebración tiene un doble sabor, dulce y amargo, es alegre y dolorosa, por la entrada del Señor en Jerusalén, aclamado por sus discípulos como rey, pero al mismo tiempo se proclama solemnemente el relato del Evangelio sobre su pasión. “Por eso nuestro corazón siente ese doloroso contraste y experimenta en cierta medida lo que Jesús sintió en su corazón en ese día, el día en que se regocijó con sus amigos y lloró sobre Jerusalén”.

El Vicario de Cristo quiere que durante la Semana Santa entremos con la oración en el mismo corazón del Hijo de Dios, con la lectura del Evangelio y la contemplacoón de la cruz, para que el encuentro verdadero y profundo con Jesús que vos y yo necesitamos nos lleve a experimentar los mismos sentimientos de Jesús.

El Papa expresó: "Así, al mismo tiempo que también nosotros festejamos a nuestro Rey, pensamos en el sufrimiento que Él tendrá que sufrir en esta Semana. Pensamos en las calumnias, los ultrajes, los engaños, las traiciones, el abandono, el juicio inicuo, los golpes, los azotes, la corona de espinas... y en definitiva pensemos en el vía crucis, hasta la crucifixión”.

10/04/2017 18:32