Leer el artículo Menú

Social:

RSS:

Radio Vaticano

La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

otros idiomas:

Editorial \ Reflexiones en frontera

El Papa llamó a convertirse en artífices de reconciliación e instrumentos de paz en la vida cotidiana, en el Ángelus del 19

El agua que dona la vida eterna fue infundida en nuestros corazones en el día de nuestro bautismo - RV

19/03/2017 11:59

FLASH de las palabras de FRANCISCO en el ÁNGELUS, jesuita Guillermo Ortiz

“Jesús habla de un agua diversa”, dijo Francisco explicando el Evangelio del 3er domingo de Cuaresma, que refiere el diálogo de Jesús con la samaritana. Dijo que cuando la mujer se da cuenta que el hombre con el que está hablando es un profeta, “le confía la propia vida y le pone cuestiones religiosas”. Y explicó que “Su sed de afecto y de vida plena no ha sido apagada por los cinco maridos que tubo, es más ha experimentado desilusiones y engaños por eso la mujer permanece impresionada por el gran respeto que Jesús tiene por ella y cuando él le habla, además. de la verdadera fe como relación con Dios padre "en espíritu y en verdad",  entonces intuye que aquel hombre podría ser el Mesías. Y Jesús, cosa rarísima lo confirma; “soy yo que hablo contigo”. v26

El Vicario de Cristo afirmó que “el agua que dona la vida eterna fue infundida en nuestros corazones en el día de nuestro bautismo, ahora Dios nos ha transformado y llenados de su gracia. Pero puede darse que hayamos olvidado este gran don, o reducido a un mero dato, y quizá vamos en busca de “pozos”  aunque no nos sacian la sed”.

Y aquí el obispó de Roma manifestó con fuerza, que:  “¡Entonces este evangelio es precisamente para nosotros! Jesús nos habla como a la samaritana. Ciertamente nosotros ya lo conocemos pero quizá no lo hemos encontrado personalmente, y no lo hemos todavía reconocido como nuestro salvador. Este tiempo de Cuaresma es la ocasión buena para acercarse a él, encontrarlo en la oración en un dialogo corazón a corazón, ver su Rostro en el rostro de un hermano o de una hermana sufriente. De Este modo podemos renovar en nosotros la gracia del bautismo, saciarnos en la fuente de la Palabra de Dios y de su Santo Espíritu, es así descubrir la gloria de convertimos en artífices de reconciliación e instrumentos de paz en la vida cotidiana.” @jesuitaGuillo

 

19/03/2017 11:59