Leer el artículo Menú

Social:

RSS:

App:

Radio Vaticano

La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

otros idiomas:

Editorial \ Reflexiones en frontera

Siguiendo el modelo de Jesús el sacerdote en el confesionario debe tener un corazón magnánimo

«Sean testigos de la ternura paterna, a pesar de la gravedad del pecado», el Papa a los sacerdotes en Misericordia et Misera. - AP

10/02/2017 12:52

REFLEXIONES EN FRONTERA, jesuita Guillermo Ortiz

(RV).-  «Así como Jesús ante la mujer adúltera optó por permanecer en silencio para salvarla de su condena a muerte, del mismo modo el sacerdote en el confesionario debe tener también un corazón magnánimo, recordando que cada penitente lo remite a su propia condición personal: pecador, pero ministro de la misericordia», dice el Papa en su Carta Apostólica Misericordia et Misera

«A los sacerdotes renuevo la invitación a prepararse con mucho esmero para el ministerio de la Confesión, que es una verdadera misión sacerdotal. Os agradezco de corazón vuestro servicio y os pido que seáis acogedores con todos; testigos de la ternura paterna, a pesar de la gravedad del pecado; solícitos en ayudar a reflexionar sobre el mal cometido; claros a la hora de presentar los principios morales; disponibles para acompañar a los fieles en el camino penitencial, siguiendo el paso de cada uno con paciencia; prudentes en el discernimiento de cada caso concreto; generosos en el momento de dispensar el perdón de Dios». @jesuitaGuillo

10/02/2017 12:52