Leer el artículo Menú

Social:

RSS:

App:

Radio Vaticano

La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

otros idiomas:

Francisco \ Audiencias, Catequesis y Ángelus

Papa: Es necesario permanecer en el mundo, pero defenderse de las ilusiones del mundo

Con el Salmo 115 el Papa Francisco habló de las falsas esperanzas en los ídolos - AFP

11/01/2017 09:28

(RV).- Esperar, el así llamado "pensamiento positivo", es una necesidad primaria del hombre. Con esta afirmación el Papa Francisco introdujo la catequesis del miércoles 11 de enero, en la prosecución de la serie sobre el tema de la esperanza cristiana. 

Tras hacer el punto en la puesta en guardia que de los falsos ídolos y falsas esperanzas nos hace la Sagrada Escritura, y tras realizar la lectura del Salmo 115, el pontífice se detuvo precisamente a analizar este último, el cual, afirmó "describe de modo sugestivo la realidad absolutamente fugaz de estos ídolos": 

«...Tienen boca, pero no hablan, tienen ojos, pero no ven; tienen orejas, pero no oyen, tienen nariz, pero no huelen. Tienen manos, pero no palpan, tienen pies, pero no caminan; ni un solo sonido sale de su garganta. Como ellos serán los que los fabrican, los que ponen en ellos su confianza». 

A continuación, el resumen de la catequesis que el Papa pronunció en nuestro idoma:

Queridos hermanos y hermanas,

La esperanza, esperar en el futuro, creer en la vida, es una necesidad primaria del hombre. Pero es importante que pongamos nuestra confianza en lo que verdaderamente pueda ayudar a vivir y dar sentido a la existencia.

La Sagrada Escritura nos advierte contra las falsas esperanzas que el mundo presenta, denunciando la paradoja de sus ídolos. El hombre, al buscar seguridades tangibles y concretas, cae en la tentación de las consolaciones efímeras —dinero, alianza con los potentes, mundanidad, falsas ideologías— que parecen colmar el vacío de soledad y mitigan el cansancio de creer.

El salmo 115 describe de modo sugestivo la realidad absolutamente fugaz de estos ídolos. Advierte que quien pone la esperanza en ellos termina siendo como ellos: imágenes vacías con manos que no tocan, pies que no caminan, boca que no puede hablar. No se tiene nada que decir, se es incapaz de ayudar, cambiar las cosas, sonreír, donarse, amar. El hombre en cambio ha de ser imagen de Dios, confiando y esperando su gracia y bendición.

******

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los venidos de España y Latinoamérica. Los invito a poner plenamente su confianza en el Señor para que de su vida brote la alabanza al Dios vivo y verdadero, que por nosotros nació de María, murió sobre la cruz y ha resucitado en la gloria. Muchas gracias.

(Griselda Mutual - Radio Vaticano)

 

11/01/2017 09:28