Leer el artículo Menú

Social:

RSS:

Radio Vaticano

La voz del Papa y de la Iglesia dialogan con el mundo

otros idiomas:

Profundización \ Programas Especiales

Se cumplen 35 años del atentado contra Juan Pablo II

San Juan Pablo II tras ser tiroteado en la Plaza de San Pedro - ANSA

13/05/2016 18:40

(RV).- Dos disparos rompieron la paz y la alegría en la Plaza de San Pedro aquel 13 de mayo de 1981 cuando Juan Pablo II fue atacado por el terrorista turco Ali Ağca, mientras saludaba a los fieles desde el papamóvil. Eran las 17.17 horas de la tarde. La confusión y el pánico se apropiaron de las calles de Roma. Se escuchaba la sirena de una ambulancia y en pocos minutos en Radio Vaticano se confirmó la noticia: el Papa se dirigía en ambulancia al Hospital Policlínico Gemelli con estado grave. El médico personal del Santo Padre, Renato Buzzonetti, recuerda que el Papa rezaba ininterrumpidamente en polaco: “Jesús mío, Madre mía”. Una intervención de más de cuatro horas que  hizo que el Papa perdiera mucha sangre.

Rapidamente la noticia recorrió todo el mundo y comenzaron los primeros gestos de solidaridad con el Papa Wojtyla. Velas, fotos y flores inundaron tanto la Plaza de San Pedro, como las calles adyacentes al Vaticano y la puerta del hospital donde estaba Juan Pablo II.  Millones de fieles se reunieron en diferentes rincones del mundo para rezar por él. Mientras tanto la policía italiana interrogaba al extremista turco Ali Ağca, a quien pocos días después el Papa se dirigió en el Regina Coeli del 17 de mayo de 1981,

Emocionado, os doy las gracias por vuestras oraciones y os bendigo a todos.

Me siento particularmente cercano a las dos personas que resultaron heridas juntamente conmigo. Rezo por el hermano que me ha herido, al cual he perdonado sinceramente.

Unido a Cristo, sacerdote y víctima, ofrezco mis sufrimientos por la Iglesia y por el mundo.

A ti, María, te digo de nuevo: "Totus tuus ego sum".

Aquel perdón se lo llevó en persona al terrorista a la cárcel romana de Rebibbia en las navidades de 1983. Y a su protectora, a la Virgen de Fátima, la fue a visitar un año después del asesinato y colocó en su corona la bala que tanto mal le hizo.  

Han pasado 35 años del aquel 13 de mayo, día de la Virgen de Fátima. En  recuerdo, en la Plaza de San Pedro, en el lugar del tiroteo, se puede ver una pequeña placa de mármol con el escudo papal de Juan Pablo II y la fecha del atentado escrita en número romanos.

(MZ-RV)

13/05/2016 18:40